Logo Background RSS

Advertisement

Inflacion, Deflacion, o Hiperinflacion, como será la proxima Gran Crisis del Dolar?

  • Sobre la próxima gran crisis del dólar muchos economistas no se han puesto de acuerdo si habrá deflación, inflación, estanflacion o hiperinflación.

    Que es la deflación?

     La deflación es una contracción del suministro de divisas, el cual hace que aumente el valor de la divisa y que los precios bajen. La deflación puede suceder con rapidez, como en el caso de la Gran Depresión, o puede ser lenta, como en Japón en los años 90.

    Que es la inflación?

    La inflación es un ligero incremento en el suministro de divisas. Este incremento hace que la divisa pierde valor y los precios aumenten. La estanflacion hace que la economía entre en una recesión y no pueda salir de ella. Esta recesión se combina con altos niveles de desempleo e inflación de altos precios, así como sucedió en la década de los 70.

     Que es la hiperinflación?

    La hiperinflación es como la inflación, pero con esteroides. Aunque no existe una definición precisa del punto en el que una gran inflación se transforma en hiperinflación, algunos dicen que es cuando la inflación alcanza entre 20:30 por ciento mensual. A mí me gusta pensar que es el punto donde la confianza en la divisa se desploma con mayor rapidez de lo que pueden imprimir más divisas. Es, por lo tanto, el momento en que se contrae el valor total del suministro, sin importar la rapidez con que aumente la cantidad de divisas.

    El Comité internacional de estándares contables afirma que la hiperinflación llega cuando la inflación acumulada alcanzó supera 100% por un periodo de tres años. Eso es solamente un 26% de inflación anual, y nosotros ya hemos inflado y suministró un 18%. Pero la definición que me agrada más es la de John Williams, quien dice que es cuando “el billete de mayor valor pre-inflación (en Estados Unidos sería el billete de $100 dólares) deja de ser una divisa y funciona mejor como papel higiénico”.

    Entonces, vamos a analizar algunos escenarios para ver cuál sería el desempeño del oro y la plata. Antes de comenzar me gustaría que, mientras le es la siguiente sección, mantuviera ciento mente este manto:

    No existe ningún escenario en el que el oro y la plata no suban.

     

    Escenario 1: inflación ligera (la situación va más o menos como hasta ahora).

    Creo que este escenario es el menos probable porque el desequilibrio económico del mundo es demasiado grande como para que las cosas sólo sigan igual. Incluso Ben Bernanke está de acuerdo: “el gran déficit contable actual de estados unidos no puede continuar de manera indefinida porque la capacidad del país de realizar pagos de la deuda y la disposición de los países extranjeros de tener bienes de estados unidos en sus portafolios, son limitadas”.

    En otras palabras, nosotros compramos a todo mundo y, después, todo mundo compra pagarés de Estados Unidos: como bonos del Tesoro, bonos corporativos, garantías respaldadas con hipoteca, activos duros como corporaciones, acciones, bienes raíces o instrumentos similares. Estados Unidos compra al resto del mundo, al tiempo que vende piezas de sí mismo. Es un problema muy, muy serio.

    En este libro (Guia Para invertir en oro y plata de Michael Maloney) ya se ha demostrado lo profundo y ancho que es el problema del desequilibrio comercial del país. Pienso que la inflación ligera sería el resultado  menos probable de estos desequilibrios porque, tarde o temprano, el mundo perderá la confianza en el dólar estadounidense. Ese día van a querer cambiar todos los bonos del tesoro que poseen. Por desgracia, no tendremos divisas para cubrir la deuda y entonces tendremos que imprimirlas. Cualquiera que sea el efecto del anterior sobre el dólar y la economía mundial, puedes apostar que no será una inflación moderada y constante.

    Así que, de todos los escenarios posibles, creo que el estatus quo es el único escenario casi imposible. Pero, incluso si no sucede nada de lo que acabo de describir, y si continuamos como hasta ahora, significa que el suministro global de divisas mantendrá su exponencial tasa de crecimiento y, por lo tanto, seguirá cayendo el valor (poder adquisitivo) de todas las divisas. Por supuesto, de todas, excepto dos: el oro y la plata. Ésas divisas están, por el momento, severamente subvaloradas pero, escúchame bien: el oro y la plata se pondrán al día y, luego, continuarán haciéndolo.

     

    Este artículo fue tomado del libro guía para invertir en oro y plata de Michael Maloney te recomiendo mucho leerlo, en el descubrirás porque es vital para tu futuro financiero invertir en oro o invertir en plata

     

    {lang: 'es'}
Leave a Comment