Logo Background RSS

Advertisement

China y USA, Juego Perverso y su Creacion de Inflacion

  • La mayoría de la gente cree que para financiar el déficit, Estados Unidos está pidiendo prestados los ahorros de muchos otros países. Ben Bernanke es el director de la Fed y está presidiendo con las tasas de inflación más altas posibles. Incluso, en 2005 ofreció un discurso al que llamó “La saturación de los ahorros mundiales y el presente déficit contable de Estados Unidos”. El discurso hace que parezca que el resto del mundo tiene demasiados ahorros, tanto que no saben qué hacer con ellos y por eso los prestan a Estados Unidos.

    La gente cree que los dólares excedentes que llegan a otros países debido al déficit comercial de Estados Unidos son los mismos que se nos prestan después. Pero eso no es muy cierto. Si, en efecto, hay un gran número de inversiones extranjeras en Estados Unidos, pero ese número no se acerca ni tantito al que se reporta. Entonces, todas esas divisas extra con las que se compran los bonos del tesoro de Estados Unidos para financiar parte del déficit, ¿De donde provienen? las crean los socios comerciales más importantes de dicho país.

    El mejor ejemplo es China, por eso comenzaremos ahí. Cuando una persona compra en Estados Unidos un producto hecho en China, está comprando un producto a un negociante chino y lo está pagando en dólares. Luego, el comerciante chino deposita los dólares en la cuenta que tiene con el banco chino local y el banco convierte los dólares a yuanes. Ahora el banco local tiene saturación de dólares y escasez de yuanes, así que venden más dólares al Peoples Bank Of China (PBC) y compra más yuanes (que son creados de la nada).

    Mientras se mantenga el equilibrio comercial entre los dos países no habrá problema, pero cuando alguno de ellos tengan déficit comercial continuo y el otro tenga excedentes continuos, tal como sucede con Estados Unidos y China, entonces surgirán las dificultades.

    En el caso de China esto pasa porque el flujo de divisas que ingresa a ese país es mayor que el flujo que sale y el PBC termina con una enorme saturación de dólares estadounidenses. Bajo las reglas del juego internacional de comercio e intercambio de divisas, se supone que el banco debe vender ese excedente en dólares al forex (el mercado de divisas de intercambio extranjero) y comprar yuanes. Pero eso significaría una saturación de dólares y escasez de yuanes que harían caer al dólar y subir al yuan. Entonces los productos chinos se volverían muy caros en Estados Unidos y las exportaciones chinas se desacelerarian y eso es lo último que quiere China.

    Así que para sobrevivir en el juego del comercio internacional y el intercambio de divisas, China estira las reglas. El PBC , toma esos dólares extra y los neutraliza. Eso lo hace comprando un activo que esté denominado en dólares; por lo general algún tipo de instrumento de inversión que tiene interés, como los bonos del tesoro de Estados Unidos. Esto evita que el yuan aumente y que el dólar caiga.

    A este procedimiento se le conoce como “neutralización” o “esterilización” de influjos excesivos de divisas. Lo más gracioso es que, para mantener el dólar bajo y las exportaciones altas de manera artificial, Estados Unidos hizo lo mismo durante la década de los 20: esterilizó todo el exceso de influjos de oro. Éste fue uno de los factores más importantes en el desarrollo de la Gran Depresión.

    Así que, si el PBC usara el excedente de dólares para adquirir bonos del tesoro de Estados Unidos, y no le comprara el yuan al Forex para venderlo al banco local del comerciante, entonces, ¿de dónde sacaría lo yuanes el PBC? En su excelente libro, The Dollar Crisis o la crisis del dólar de Richard Duncan lo explica de esta forma:

    Se ha difundido una noción equivocada de que Estados Unidos se apoya en los ahorros de otros países para financiar sus déficits de cuenta del presente,pero eso es incorrecto. En años recientes, al menos, el déficit de cuenta de divisas de Estados Unidos se ha financiado principalmente con dinero creado por los bancos centrales de otros países.

    Por lo tanto no se trata de que Estados Unidos utilice todo lo que queda de los ahorros del mundo para financiar su déficit. Se trata de que los bancos centrales de nuestros socios comerciales son quienes lo están financiando. Por su parte, los bancos centrales asiáticos, en particular, han demostrado con consistencia su habilidad y voluntad para crear dinero y financiar el déficit de cuenta de divisas estadounidenses“.

    Como ya lo mencione, en la década de los 20 Estados Unidos esterilizaba los influjos excedentes de dinero así como China esteriliza los influjos excedentes de divisas ahora. La historia se repite. Es el mismo juego pero con una ligera variación; bueno, de hecho, es una variación importante. Cuando Europa pagaba Estados Unidos en oro, la Reserva Federal podía hacerle trampa al oro escondiéndolo en lugar de expandir el suministro económico para equipararlo con el metal y, de esa forma, se evitaba la inflación proporcional que hubiera podido producirse. Los precios de los productos estadounidenses se mantenían bajos y se aseguraba un excedente comercial continuo. El resultado era deflacionario en exceso. Mientras el resto del mundo adquiría productos estadounidenses baratos, el oro sólo desaparecía en el hoyo negro de la Reserva Federal y el suministro económico mundial se contraería.

    Sin embargo, cuando China esteriliza los influjos excedentes de divisas, el proceso se hace inflacionario. Por cada dólar excedente que China neutraliza comprando bonos del tesoro, el banco de China tiene que hacer un conjuro y producir una cantidad proporcional de yuanes de la nada. Esta divisa, a la que por lo general se le denomina “dinero de alto poder”, es totalmente nueva, porque al llegar a los bancos comerciales se le utiliza como un activo de reserva para la reserva nacional bancaria. Si recuerdas, en el capítulo sobre la Reserva Federal dijimos que la reserva nacional bancaria es el proceso en el que al depositar un dólar en el banco, el banco puede guardarlo en la reserva para pagar contra los depósitos y, estando debajo de una reserva del 10%, el banco puede crear nueve dólares en préstamos. A mí me gusta llamarlo “dinero conejito” porque se multiplica como estos animalitos.

    La inflación del suministro de divisas de China es lo que ha hinchado sus sectores financieros, de valores y manufacturero por más de dos décadas. Pero ahora que por fin baja al nivel del consumidor, la inflación de precios está calentando demasiado: los trabajadores se quejan del costo de la vida y provocan que Beijing solicite a los gobiernos locales que aumenten el salario mínimo. Las compañías cobrarán el incremento a sus consumidores a través de precios más altos, y los trabajadores se quejarán del costo de la vida y así… pero el incremento de los precios que fue ocasionado por la inflación del suministro económico no es un problema local de China. Muy pronto, una de las exportaciones más importantes de China para el mundo será la mismísima inflación de precios.

     

    Hace poco realicé una entrevista de trabajo a una joven que desde 1983 había tenido un negocio importante exitoso con su esposo. El negocio importaba productos de China en particular. Pero de un tiempo a la fecha, la pareja había recibido numerosos incrementos en los precios; el más reciente llegó en tan poco tiempo después del anterior que las listas de los nuevos precios ni siquiera reflejaban aún los cambios previos. A causa de ello, sus productos ya no son tan competitivos, así que la joven está buscando un empleo nuevo. Ben Simpfendorfer, el estratega de China para el Royal Bank Of Scotland, explica: “así como China fue una influencia deflacionaria en los últimos 10 años, ahora será un influencia inflacionaria durante los próximos 10″.

    Todo esto se debe a los mercados libres que están ganando otra vés, por encima de la interferencia del gobierno y de la corrección que hizo de los desequilibrios. China fijó su divisa a un precio bajo para que sus exportaciones continuarán baratas. Para mantener este esquema tuvo que crear más divisas. Y el excedente de divisas es lo que provoca que se incremente el costo de la vida. El aumento en el salario de los trabajadores hace que se incremente el precio de los productos chinos, y no afecta si su consumo es doméstico o si son importados. Después, el incremento en el precio de los productos chinos en Estados Unidos provoca que los consumidores estadounidenses los compren menos. Y esto continuará hasta que se corrija el desequilibrio comercial.

    El resultado de todos los juegos en que se puede participar estando bajo un sistema de divisas por decreto, es que todo el déficit comercial acumulado de Estados Unidos haya crecido a más de 7 billones desde que se desvinculó al dólar del patrón oro en 1971. A estos déficit lo sustentan la divisa por decreto de otros bancos centrales del mundo. Mientras tanto, esos bancos están acaparando interminables montañas de deuda de Estados Unidos ( bonos del tesoro) y apuntalando el valor del dólar. Gran parte de esta deuda no se puede repagar y, si los socios comerciales comienzan a botar los bonos del tesoro de Estados Unidos en los mercados mundiales, toda la burbuja de crédito va a sufrir una implosión y va a propiciar una depresión mundial. Mientras más tiempo traten los bancos centrales y los gobiernos de engañar a los mercados libres, más dolor provocarán cuando se lleve a cabo la corrección. Al igual que los metales preciosos como el oro y la plata, los mercados libres siempre ganan.

    Articulo tomado del libro de Michale Maloney Guia Para Invertir en Oro y Plata.

    {lang: 'es'}
Leave a Comment