Logo Background RSS

Advertisement

La Crisis Del Euro ¿El Fin Del Principio?

  • La crisis del euro del dinero fiduciario y el precio del oroEl Banco Central Europeo acaba de iniciar un rescate bancario de forma disimulada, el BCE acaba de otorgar una linea de credito ilimitada y al 1% durante tres años para todos los bancos que asi lo soliciten con muy pocas garantias, esto con el fin de seguir alimentando al credito y que éste no se paralice, pero tambien de que sean los bancos los que sigan comprando deuda de los paises de la eurozona, con una tasa al 1% que cobrará el BCE los bancos seguramente pensarán en prestarlo a España Italia y demas paises quebrados al 5 o 6% con lo cual obtendrán una muy buena rentabilidad y con dinero prestado, seguramente el BCE piensa que con esta matará a tres pajaron de una sola pedrada:  estimulará el credito, rescatará a los bancos semiquebrados o quebrados y rescatará a los paises de la Eurozona en problemas de deuda. El BCE ya ha concedido 489,000 de euros en prestamos a los bancos, y eso solo en su primer dia.

    Lee el siguiente articulo de Goldmoney.com

    La crisis del euro ¿el fin del principio?

    La mejora de las estadísticas económicas de EEUU y de los datos económicos de Alemania ayer provocaron una subida de las acciones y las materias primas. Los precios del oro y de la plata también subieron, mientras que la demanda por dólares estadounidenses bajó. Hoy el Banco Central Europeo (BCE) inicia su nuevo programa de préstamos, alimentando las esperanzas de que – parafraseando a Churchill – aunque esto tal vez no sea el principio del fin de la crisis de la deuda soberana europea, este nuevo paso del BCE al menos podría marcar el fin del principio.

    Según explica Ambrose Evans-Pritchard en el Telegraph, y tal como mencionamos en anteriores artículos del GoldMoney News Desk, ahora los bancos europeos podrán tomar préstamos ilimitados del BCE a un máximo de 3 años y a unos intereses del 1%. El BCE ha relajado los requerimientos de garantía sobre estos préstamos, lo que significa que los bancos pueden comprar aquella deuda soberana de la eurozona que tiene un rendimiento alto – de un 5-6% – y utilizar estos bonos como colateral para los préstamos a un 1% concedidos por el BCE de Draghi. Con estas “operaciones repo a largo plazo” los bancos tendrán un cómodo margen de beneficio del 4%, lo que hará crecer su balance y (se espera) aumentará la demanda por la deuda soberana de la eurozona en apuros. El BCE también ha bajado los requerimientos de reserva bancaria con el fin de liberar otros 100.000 millones de euros para los préstamos.

    Al igual que el aumento de swaps de dólares que los bancos centrales del mundo iniciaron hace dos semanas con la Reserva Federal de EEUU, esta operación repo a largo plazo también es una versión camuflada de flexibilización cuantitativa. En referencia a todas estas medidas, el término claro “creación de dinero” brilla por su ausencia en los medios de comunicación, que prefieren hablar eufemísticamente de “nueva liquidez”. Los primeros informes sugieren (como no) que los bancos tienen una alta demanda por estos préstamos, y que ya se han concedido préstamos en valor de 489.000 millones de euros cuando los analistas estimaban una demanda de 300.000 millones.

    Así que aquí los bancos centrales vuelven a demostrarnos lo lejos que están dispuestos a llegar con tal de evitar que el sistema financiero se desinfle. Tal como señala el famoso inversor estadounidense Richard Russell, los bancos centrales tienen la opción entre “inflación o muerte”. Desde luego, cualquier persona que aún creía en la “línea dura” del BCE a estas alturas tendrá que haberse dado cuenta de sus error, después de que el think tank británico Open Europe  publicara un informe que analiza la creciente exposición del BCE a “las economías de la eurozona en apuros”.

    Open Europe señala que “al contrario de lo que cree la mayoría, el BCE ya está interviniendo con fuerza en los mercados… su exposición (a la deuda periférica de la eurozona) ha subido de los 440.000 millones de euros de principios de verano a 705.000 millones de euros: una subida de más de un 50% en sólo seis meses. Así, surgen nuevas dudas sobre su credibilidad, independencia y sobre las pérdidas a las que podría llegar a enfrentarse en el caso de futuras insolvencias soberanas.”

     

    Como afectará esto al precio del Oro y al precio de la plata, con tanto dinero fiduciario creandose de la nada que pasará con la inflación?

    {lang: 'es'}
Leave a Comment