Logo Background RSS

Advertisement

La Crisis del Dolar la Caída del Imperio

  • Te guste o no, el imperio de Estados Unidos de América se encuentra en decadencia así es, Estados Unidos es un imperio, su presencia y poderío militar se extiende por todo el mundo y es la única nación sobre la tierra que, gracias al estatus de divisa de reserva mundial que tiene el dólar y a través de la creación de divisas, puede cobrar impuestos a todas las otras naciones.

    Parece que la historia está condenada a repetirse Y, por lo tanto, así como sucedió en todos los imperios anteriores, en medio de la creciente incertidumbre económica, los estadounidenses han sacrificado sus libertades en este proceso. Para este momento debería ser claro que no hay diferencia entre Estados Unidos y Grecia, Roma o cualquier otro de los imperios que basó su expansión en la creación de divisas.

    Las obras públicas, los programas sociales y la guerra que se pagan con un gasto deficitario, siempre constituyen una mezcla letal. Esta siempre ha ocasionado la desaparición de los imperios a lo largo del tiempo. Es por esta razón y por muchas otras que están contados los días en que el dólar seguirá siendo la divisa de reserva del mundo. Asimismo, se terminará la capacidad de Estados Unidos de dictar la política económica mundial por medio de la creación de divisas por decreto.

    Pero no soy el único “lunático” que piense así. Durante el testimonio del 8 noviembre de Ben Bernanke, ante el Comité económico conjunto del Congreso, el senador Charles Shumers comento: “sinceramente, creo que nos encontramos en un punto de crisis económica que procede de 4 áreas clave: la caída de los precios del sector inmobiliario, la falta de confianza en el valor crediticio, el dólar debilitado y los altos precios del petróleo. Cada uno de estos problemas sería suficiente, por separado, para amenazar el bienestar de nuestra economía y en conjunto se convierten en los cuatro jinetes de la crisis económica”.

    Todas estas son malas noticias para Estados Unidos, pero son noticias grandiosas para los inversionistas en metales preciosos. “Éso es terrible”, podrás decir. Y así es, pero el gobierno insiste en destruir la prosperidad que alguna vez tuvo. Ni tu ni yo podemos detenerlo, por lo tanto, tal vez debamos sacar lo mejor de estos acontecimientos y recibir beneficios de la transferencia de riqueza que se avecina.

    Había un dicho que iba más o menos así: “pon 10% de tu dinero en oro y pide a Dios que no resulte”. En el portafolio que controlo, he colocado entre 50 y 70% en metales físicos, de 20 a 40% en acciones mineras, y entre 5 y 10 por ciento en acciones de la industria energética. Y por el bien del nivel de vida del mundo, le pido a Dios que no resulte; de hecho, casi desearía quedar en la ruina, pero eso no va suceder. En este momento se está dando una enorme transferencia de riqueza y se va a hacer más grande aún.

    Yo desearía que no fuera así, pero el nivel de vida mundial, y en particular el de Estados Unidos, está a punto de caer de forma dramática. Conforme avance la volatilidad y el levantamiento económico, la transferencia también irá en aumento. Y el hecho de que esa riqueza te sea transferida o retirada depende totalmente de ti, es tu decisión. Para la mayoría de la gente el aspecto económico se va a poner muy mal, pero para ti puede mejorar mucho.

    Acaso es posible que el dólar colapse? Los tiempos cambian con rapidez, la información, las ideas, los sentimientos, el conocimiento, las opiniones y la comprensión se modifican con más velocidad que en cualquier otro momento de la historia. En gran parte, todo se debe a los medios masivos de comunicación y el Internet. También se está produciendo una iluminación y una de las áreas en la que ha aumentado la comprensión es la inmoralidad de la creación de divisas y de la transferencia de riqueza que propicia.

    La paradoja radica en que, cuando más personas despierten y descubran el hecho de que la divisa les roba su riqueza en silencio, se apresurarán hacia el dinero y entonces las cantidades masivas de riqueza se transferirán de quienes llegaron tarde, hacia aquellos que adquirieron sus metales preciosos mucho tiempo antes.

    No soy el único que cree que el dólar podría fallar y que, por lo tanto, todas las divisas por decreto también. La historia le otorga las divisas por decreto una posibilidad de supervivencia del 0% y, en la actualidad, la mayoría de las divisas del mundo lo son por decreto.

    Entonces, cómo será la transferencia si fallan todas las divisas? Cómo te va a afectar?.

    Piensa en tu ciudad, ahora trata de adivinar cuánta gente en realidad tiene una porción de su riqueza en metales preciosos. Será uno de cada 1000, 2 000, 5 000, o 10,000? Sin importar el número, si las divisas del mundo colapsaran, el poder adquisitivo de las personas que no tienen metales preciosos le sería transferido a quienes sí lo tienen, y haciendo cuentas el resultado es una cantidad abrumadora.

    Una de las razones por la que escribí este libro es porque hay jugadores muy fuertes que están tomando posiciones enormes en los metales preciosos, y me preocupa que tan sólo uno de los pequeños números de esos jugadores que de todas formas ya son super ricos terminen quedándose con todas las galletas. Una transferencia de riqueza de esta magnitud podría implicar que las grandes masas terminen siendo esclavizadas. Así que yo cumplí mi misión de poner la mayor cantidad posible de oro y plata en manos de muchos inversionistas privados.

    En este momento más que en otro en la historia, puedes mejorar tu nivel de vida de manera exponencial si aprovechas este levantamiento, y puedes hacerlo sin exponerte a un riesgo mayor. Casi todos los profesionales del mundo financiero, e incluso los que son parte de la comunidad de los metales, pedirán que los metales preciosos no sólo representan una inversión, sino que también son como una zona de seguridad. Un seguro de riqueza, si así quieres llamarlo.

    Pero a pesar de que el oro y la plata siempre han sido refugio y la protección ante los levantamientos económicos, existen breves momentos de la historia en que el oro y la plata no sólo ha sido un seguro y un refugio, sino también las inversiones con el mejor desempeño y han producido ganancias masivas a través del poder adquisitivo absoluto.

    Sin embargo, en esta ocasión, la transferencia de riqueza que se acerca tiene como escenario los desequilibrios globales que la convierten en la más grande de todos los tiempos; además, debemos considerar el hecho de que por primera vez en la historia todas las divisas del mundo son divisas por decreto, que muestran síntomas de debilidad y que son las grietas en el sistema financiero global.

    Me es imposible enfatizar suficientemente lo peculiar que es este momento; no es tan sólo una oportunidad única en la vida, también en la historia de la humanidad y nunca más volverá. Esta transferencia de riqueza que se avecina será algo jamás visto y estoy seguro de que no exagero al decir que, si después de leer este libro no realiza las acciones pertinentes, te arrepentirás por el resto de tu vida.

    Pero entonces terminará esta pelea con la victoria de los metales preciosos por decisión técnica cuando el oro y la plata se eleven a alturas astronómicas, realizando su balance y perdonando la vida de las divisas por decreto? O será por un nocaut que asegure la muerte de las divisas? Esa diferencia será la que determine si la transferencia de riqueza sólo será enorme o bien de proporciones titánicas. Pero en realidad no importa porque: no existe ningún escenario en el que el oro y la plata no suban.

     

    Artículo tomado del libro guía para invertir en oro y plata de Michael Maloney.

     

     

    {lang: 'es'}
Leave a Comment