Logo Background RSS

Advertisement

Falsificaciones en la Numismática

  • falsificaciones, numismáticaEste es otro oscuro fraude que se centra particularmente en la numismática.

    Casi 99% de todas las monedas falsificadas son falsificaciones numismáticas no monedas bullion. Esto resulta muy lógico porque el valor de una moneda bullion se deriva exclusivamente  de su contenido de metal y, por lo tanto, para obtener ganancias de la moneda el falsificador tiene que falsificar el metal (es decir, sustituirlo por uno mucho más económico). Esta razón, el trabajo de falsificación es sumamente difícil, si no es  que imposible. Para poder convencer al ingenuo comprador, el falsificador tiene que duplicar el color, la densidad y el sonido del metal específico que trata de copiar.

    Por otra parte, el valor de las monedas de numismática proviene de cualidades que se pueden duplicar con más facilidad, como el diseño específico, la  rareza, la edad y la condición. Por lo tanto, se pueden fabricar con el mismo material que la moneda original y es más sencillo duplicar la apariencia, sonido y textura originales.

    Al principio, una muy buena parte de las monedas de numismática falsas no eran falsificaciones. Comenzaron siendo una especie de reproducciones acuñadas legalmente que se vendían como réplicas. Sin embargo, a veces el comprador original de la moneda la  revendía, asegurando que era original. Así se convertía en una falsificación.

    Otras monedas se manufacturan con el propósito expreso de imitar un artículo genuino. En la actualidad hay un flujo de estas falsificaciones provenientes de Asia.

    Las monedas certificadas son otro fraude de falsificación. Hace poco leí sobre unas personas que compraron, en línea, monedas certificadas en cápsulas después descubrieron que las habían estafado hay varias formas de hacer esto. El  defraudador toma algunas monedas coleccionables reales y de alta calidad. Luego las envía al servicio de grabación. Cuando se la regresan, el defraudador retira las monedas de la supuesta cápsula a prueba de manipulación y las reemplaza con monedas de menor graduación o con falsificaciones. El falsificador también puede comprar las cápsulas directamente al fabricante y luego insertar en ellas lo que quiera. Esto es más común en la actualidad, porque las cápsulas se pueden conseguir por dos dólares en Internet.

    El defraudador tiene una enorme ventaja cuando te vende falsificaciones en cápsulas porque, de esta forma, no puedes tocar la moneda con tu mano, sentir su peso y su densidad, ni escuchar cómo resuenan metal.

    Ahora te lo voy a repetir de nuevo: si vas a comprar monedas de colección, por favor, por favor, por favor haz tu tarea y establece una relación con un proveedor al que hayas investigado. Si compras a un proveedor con buena reputación, no debería haber nada de qué preocuparse, excepto el rango de compra/venta.

    Recuerda que comprar monedas de oro y plata de valor numismático debe ser más un pasatiempo que una inversión, sólo será una inversión si tú realmente eres un experto en el tema y compras monedas originales y sumamente raras. Si deseas invertir en plata o invertir en oro lo más recomendable es que compres monedas bullion.

     

    Artículo tomado del libro guía para invertir en oro y plata, de Michael Maloney

    {lang: 'es'}
Leave a Comment