Logo Background RSS

Advertisement

Bomba.com La burbuja del Nasdaq

  • A continuación transcribo un importante articulo sobre la burbuja.com que sucedió a finales de los 90, las burbujas siempre son producto de un exceso de liquidez creada por los bancos centrales como la Fed, Michael Maloney en su libro Guía Para Invertir en Oro y Plata nos habla de este suceso:

     

    La otra burbuja reciente de importancia, además de la burbuja de los bienes raíces, fue la burbuja de la tecnología a finales de la década de los 90.

    No pienso ahondar demasiado en el tema porque estoy seguro que tienes presente lo que sucedió.

    La historia comienza lentamente con varias compañías honestas que introdujeron al mercado buenos productos en el momento indicado. El rápido ascenso y las enormes ganancias muy pronto atrajeron a otras compañías que abordaron el tren de la tecnología. Pero cuando el tren aceleró, las grandes masas  perdieron su mente colectiva y colocaron su dinero en compañías que no tenían sustancia. Así que, básicamente, cualquier persona que tuviera una idea podía reunirse con otros, formar una corporación, comenzar a cotizar en la bolsa, comprar Ferraris, construir con lo recaudado una zona de entrenamiento de golf en su patio trasero y emitir acciones como si se tratara de papel higiénico.

    Finalmente, para evitar la caída del mercado a causa del virus Y2K, la Fed, dirigida por Alan Greenspan, le inyectó tanta liquidez a los mercados que éstos comenzaron a ascender a un paso sorpresivo.

    La frenética especulación succionó tanto capital que se formó un esquema piramidal que requería una creciente montaña de divisas para mantener su trayectoria ascendente.

    En esencia, las compañías.com se convirtieron en bombas.com, y la caída financiera incluyó el estallido de la burbuja.com y el colapso de corporaciones como Nerón, WorldCom, y Global Crossing. Muchos inversionistas perdieron sus fondos para el retiro, sus hogares y todos sus ahorros.

    Tal vez ya adivinaste la moraleja: si te involucras en un mercado en el que toda la demás gente se está involucrando, lo más probable es que haya centrado demasiado tarde por otra parte, si ingresas pronto un mercado, cuando todavía está subvalorado, debes esperar a que se sobrevalúe, y entonces, vender en cuanto se haya establecido el precio tope. Si haces esto te irá muy bien.

    En el caso del Nasdaq, pasaron 14 años en los que pudiste haber adquirido tus acciones de tecnología mientras el índice estaba por debajo de los 1000 puntos. Después habrías tenido un año para vender las acciones a 3500. Si tu cálculo del tiempo fue bueno en verdad, habrás podido vender tus acciones por 4000 o 4500. ¡Felicidades! Pero por desgracia, la realidad es que en ese momento culminante fue cuando la gente comenzó a comprar, no a vender. Al final, la burbuja estalla y la vida de algunas personas queda arruinada.

    Para encontrar algún tipo de bienes subvalorados al principio de un nuevo Bull Market o mercado alcista, se requiere de mucho entrenamiento. Esas oportunidades son sólo para los pocos que realizan el trabajo necesario y que pueden pensar por sí mismos. Pero la mayoría de los inversionistas reciben consejos del mismo lugar que lo hace la demás gente, toman el camino fácil y esperan que les lleguen los consejos a través de la televisión, las grandes compañías de inversiones y de sus amigos y vecinos que ya se están volviendo ricos… con papeles, al menos.

    Durante la fiebre del.com, la mayoría de los inversionistas que asimilaron los consejos de los medios masivos también asimiló los discursos. Creyeron en el “nuevo paradigma” y en la noción de que “la tecnología vivirá por siempre”.

    Estos inversionistas también compraron sus acciones después de que el Nasdaq había superado los 3000 puntos. Esperaron y, cuando el índice se hundió hasta por debajo de los 2000 puntos, desearon un cambio repentino de suerte.

    Pero recuerda que en tiempos de conflictos financieros, la riqueza no se destruye, sólo se transfiere, y las oportunidades que este hecho representa para el inversionista preparados son enormes. Toda la pena y el dolor que emanaron de la burbuja del Nasdaq se pudieron evitar; pero, además se pudo haber capitalizado con estos sucesos. Lo único que se requería el inversionistas con el valor para modificar el curso de los hechos cuando fue evidente que algo andaba mal (como cuando el Nasdaq se hizo vertical a finales de 1999). Me refiero a inversionistas bien preparados para recibir la diferencia entre precio y valor. El precio no significa nada, pero el valor lo es todo.

     

     

     

    {lang: 'es'}
Leave a Comment